Piscinas termales

Las piscinas termales no son piscinas que se caracterizan por la estructura o forma de la misma, ni mucho menos por el material del que están construidas, sino que lo que define a este tipo de piscinas es el agua que contienen. Las aguas termales son aguas que tienen todo tipo de componentes minerales, y por esto, suelen tener propiedades curativas o de beneficios para la salud humana.

Y aunque las piscinas se suelen asociar con el entretenimiento y los deportes acuáticos, se debe tener en cuenta que las mismas son también ideales para momentos de relajación, y para tener momentos terapéuticos. Igualmente, para esto se debe contar con más de simplemente una piscina regular, se puede utilizar un sistema de hidromasajes o asistir a un lugar donde se encuentren las piscinas termales. El agua termal como se mencionó anteriormente cuenta con todas clases de componentes minerales que son adquiridas debajo de la tierra, y emergen a la misma con una temperatura más elevada que la regular del agua.es por esto que, aunque la instalación de piscinas termales no naturales es posible, es muy compleja, ya que se deben llevar a cabo todo tipo de instalaciones de químicos, sistemas y otros elementos para imitar las piscinas termales naturales que no son fáciles de encontrar en todos lados.

Igualmente, aunque se mencionó anteriormente que el material del que esté hecha la piscina no es una característica fundamental de las piscinas de este tipo, es importante tener en cuenta que es necesario contar con una piscina de muy buena calidad para lograr tener una piscina termal en el hogar, no se pueden utilizar del tipo hinchable, de PVC, de fibra de vidrio, que tienen elementos que no ayudan a la relajación, además de que en las mismas no se pueden instalar sistemas de climatización, que son esenciales para las piscinas termales. piscinas-termales

Los sistemas de climatización cuentan con un radiador cuya función principal es la de mantener el agua de la piscina a una temperatura más elevada que la normal, y en el caso de una piscina termal, será necesario que el radiador cuenta con un sistema de configuraciones manuales, para que la temperatura de la piscina sea regulable para obtener la temperatura ideal para una piscina de tipo termal. Los beneficios que se obtienen al hacer uso de piscinas termales son una gran cantidad. Para empezar los baños terapéuticos en este tipo de aguas los minerales del agua, por estar tan calientes, son absorbidos directamente a través de la piel, haciendo que la misma reciba un tratamiento de vitaminas y minerales muy beneficioso, que reconstruyen y tonifican la misma..

Beneficios de las piscinas termales en nuestra salud

piscinas-termales-modelosPor otro lado, se debe tener en cuenta que las altas temperaturas en un lugar tan húmedo como es una piscina, genera que el ambiente se llene de humedad, lo que ayuda al cuerpo a liberar toxinas rápidamente mediante la transpiración, y esto hace que se lleve a cabo un proceso de depuración de la sangre. Por otro lado, las piscinas termales son analgésicas por excelencia, ya que calman los dolores musculares ya que con el agua los mismos se relajan. También, son muy utilizadas por personas que se recuperan de graves lesiones, ya que las mismas son ideales para la rehabilitación kinesiológica. También su uso es ideal para todas aquellas personas que cuenten con problemas de los huesos o las articulaciones. Para lograr tener una piscina de este tipo en el hogar es necesario para empezar, contar con un natatorio con sistemas de climatización regulables y se debe imitar el suelo termal, que tiene elementos como el sodio, cromo, flúor, fosforo, arsénico, hierro, entre otros.

Esto es muy difícil de lograr, pero no imposible. Por lo que si de verdad se desea tener una piscina termal en el hogar, y se cuenta con el poder adquisitivo y el tiempo para encargarse de lograr imitar el suelo termal, es muy conveniente realizarlo, teniendo en cuenta todas las propiedades de este tipo de piscinas antes mencionadas. Aunque como se mencionó anteriormente, el agua termal que se utiliza en las piscinas suele tener temperaturas muy elevadas, se debe tener en cuenta que también existen aguas termales con temperaturas muy por debajo de lo que se considera la temperatura”natural” del agua.

Existen las aguas congeladas, cuya temperatura es menor a los veinte grados centígrados bajo cero, existen las hipotermales, mesotermales, hipertermales, y supertermales. Las dos últimas tienen una temperatura superior a los cuarenta y cinco grados centígrados, y son las que comúnmente se utilizan para el beneficio de la salud, y todos los beneficios mencionados anteriormente. Para obtener más información sobre las piscinas termales es conveniente contactarse con ciertas partes del país que cuentan con estas aguas y piscinas tan características. Las mismas se encuentran ahora instaladas en complejos que pueden compararse con hoteles o spas, ya que ofrecen tratamientos de tipo termal y hospedaje a la vez.