Piscinas elevadas de madera

Las piscinas elevadas de madera son un tipo de piscinas muy requeridas en los últimos años ya que las mismas ofrecen una innumerable cantidad de ventajas que van desde los aspectos de las variedades que se pueden encontrar de las mismas, hasta los gastos de mantenimientos que contraen.

Por otro lado se debe mencionar un aspecto fundamental que hace que muchas personas opten por instalar piscinas elevadas de madera en su hogar, y este es el factor estético. Los elementos de madera brindan una sensación de buen gusto al ambiente como pocos materiales o elementos logran hacerlo, esto se da sobre todo con las piscinas de madera ya que se debe tener en cuenta que las piscinas suelen encontrarse instaladas en el exterior, y la combinación de un ambiente exterior bien decorado, es decir, con plantas, árboles, flores y otros elementos de jardín, junto con una piscina de madera, se logra un paisaje único, original, y muy bonito a simple vista.

Igualmente, se debe tener en cuenta que cuando se habla de piscinas elevadas de madera no se quiere decir que la estructura de la piscina está completamente realizada en madera, ya que este material no logra soportar las condiciones del agua constantemente, y sin importar que tipo de madera sea, procederá a dañarse o pudrirse, aunque se le hagan todos los procesos de mantenimientos posibles.

piscinas-elevadas-maderaEs por esto, que las piscinas elevadas de madera son de este material tan solo en su parte exterior, del lado de adentro, que es donde se encuentra el agua, se pueden encontrar distintos materiales que pueden ser el hormigón, el PVC, o el liner. De todos modos, tratándose de piscinas elevadas de madera, el material más común es el liner.

Esto se da más que nada porque la mayoría de las piscinas elevadas son de este material, aunque siempre se puede construir una piscina elevada de hormigón, cuyo exterior se encuentre recubierto de madera, pero de esta manera ya se estaría hablando de una piscina de obra de madera, ya que las piscinas de hormigón requieren una construcción, o una obra que puede llevar de tres o cinco semanas, dependiendo las medidas de la piscina que se requiere. Y por otro lado, las piscinas de liner o PVC se instalan de una manera más rápida, ya que las partes son pre-fabricadas, y la instalación no suele requerir más de una semana de obra. Aunque las piscinas de madera llevan poco tiempo en el mercado son muy adquiridas por aquellas personas o familias con alto poder adquisitivo, quienes dan mucha importancia al aspecto estético de todos los elementos que adquieren.

Mantenimiento de las piscinas elevadas de madera

piscinas-elevadas-madera-tiposAunque las piscinas elevadas de madera son muy recomendables por muchos aspectos como el estético, a su vez las mismas también presentan una gran cantidad de desventajas, que se ven principalmente en los mantenimientos que requieren las mismas. Irónicamente, la madera, aunque es un material muy duro y resistente, también es muy propensa a distintos daños si se encuentra en un ambiente de condiciones húmedas, como son los ambientes que contienen piscinas. Es por esto que la madera que se va a utilizar para la construcción de piscinas elevadas de madera, antes debe pasar por distintos procesos donde se le aplican químicos y barnices para que evitar la putrefacción inmediata y mediata de las mismas. Igualmente, esta no es la única medida que se debe aplicar para la protección de la madera que se va a utilizar o se ha utilizado en la construcción de piscinas de madera.

También, una vez terminada la piscina se debe proceder a realizar constantes mantenimientos de la madera, manteniéndola lo más seca posible, aplicándole constantemente barnices y protecciones, y todos los elementos necesarios para el tratamiento de la misma.

Con respecto a los tipos de maderas que se pueden utilizar en la construcción de piscinas elevadas de madera se puede decir que son muy variados y cada una contiene sus características especiales. Igualmente, antes de comenzar con los tipos de maderas, se debe mencionar una alternativa que es la de los materiales que se conforman con la mezcla de madera y plástico. Este tipo de material tiene la apariencia de la madera, pero las propiedades del plástico, aunque no se pueden comparar con la madera real con respecto a la apariencia.

Las piscinas elevadas de madera son una opción ideal si no se cuenta con el tiempo y el presupuesto para proceder al mantenimiento constante que requieren las piscinas elevadas de madera. Los tipos de madera utilizados en este tipo de piscinas son el merbau, el ipe, la teca, y el iroko. Todas tienen propiedades muy parecidas con respecto a la resistencia a la humedad y a los precios a los cuales se encuentran, que son bastante caros. Pero la madera para piscinas por excelencia es el iroko, que es traído de Asia, y su precio es el más elevado de todas las maderas antes mencionadas.