Piscinas de obra

Se denominan piscinas de obra a todas aquellas piscinas cuya construcción e instalación se llevan a cabo total y completamente en la zona donde van a permanecer. Es por esto que no se pueden contar dentro de este rubro de piscinas a las pre-fabricadas, que se construyen en una fábrica y son por ejemplo las de fibra de vidrio, a las desmontables, que cuentan con una cierta cantidad de piezas y se arman y desarman constantemente, que suelen ser de PVC.

Las piscinas de obra son generalmente de hormigón, ya que para la instalación de las mismas se lleva a cabo una obra que puede durar entre cuatro y seis semanas. Igualmente se encuentran otros tipos de piscinas que requieren una obra para la instalación, como las de madera.

Igualmente, aunque anteriormente se mencionó que las pre-fabricadas no son consideradas piscinas de obra, muchas veces para la instalación de algunas se lleva a cabo una obra menor, que consiste en una excavación para la instalación de la estructura. Como se dijo anteriormente pueden haber principalmente dos tipos de piscinas de obra, aquellas cuya instalación requiere tan solo una excavación y la colocación de la estructura, como sucede por ejemplo con las piscinas de fibra de vidrio, o las piscinas de acero, que, aunque no son una estructura completa, la obra que requieren se realiza instalando una cierta cantidad de paneles de acero formando así la piscina. y por otro lado existen las piscinas de obra que se construyen total y completamente en el lugar donde se van a instalar.

piscinas-obraCada uno de estos procesos de construcción es muy distinto, y cuenta con distintas etapas que llevan una determinada cantidad de tiempo, y por supuesto, los resultados que se obtienen también son muy diferentes. Igualmente, en todos los tipos de procesos para la construcción de piscinas de obra suele haber un procedimiento que se lleva a cabo en común, y se realiza antes de comenzar con la obra. Este proceso es el de investigación del terreno, en el cual se lleva a cabo un estudio geológico en el terreno para determinar si el mismo se encuentra apto para la instalación de una estructura de las características de una piscina. para empezar se revisa la nivelación del terreno, igualmente, con toda la tecnología con la que se cuenta hoy en día, los terrenos desnivelados no son un mayor problema, ya que se pueden corregir.

Dónde colocar las piscinas de obra en el jardín

piscinas-obra-modelosPor otro lado, se verifica que el terreo no sea rocoso, para una excavación más fácil, y además se recomienda que cerca de la piscina no se encuentren arboles de gran tamaño, ya que las raíces del mismo pueden crecer hasta dañar la estructura de la piscina por debajo de la tierra, causando daños irreparables. Otro aspecto de la investigación para la instalación de piscinas de obra se da en como afecta la luz solar durante el día a la zona donde se va a proceder a la instalación, esto es muy importante ya que es conveniente que la piscina se encuentre en una zona del hogar donde reciba luz la mayor parte del día que sea posible, para aprovechar el uso de la misma. Este tipo de investigaciones se llevan a cabo tan solo cuando se va a instalar una piscina de obra, ya que las mismas requieren una modificación en el terreno, mientras que las piscinas desmontables, se instalar en el suelo, o en la superficie del terreno, sin afectar el mismo.

Las etapas que se llevan a cabo durante la construcción de una piscina varían según del tipo de piscinas que hablemos. Las piscinas de hormigón son una de las piscinas cuya obra lleva más tiempo, ya que se construye la estructura de la misma parte por parte, a diferencia de cómo sucede con las pre fabricadas donde es una estructura de una sola parte que se instala sin previas modificaciones. Para empezar con la construcción de una piscina de hormigón se realiza la excavación teniendo en cuenta las medidas y formas con las que va a contar la piscina posteriormente.

El pozo que queda cavado en el terreno, que se realiza mediante el uso de excavadoras eléctricas y otros elementos de este tipo dependiendo el tamaño de las mismas, luego se comienza a cubrir las paredes y el piso del mismo con distintos materiales que van formando una estructura solida y firme. Luego se coloca el hormigón, y en esta etapa se pueden encontrar dos opciones principales, la de colocar el hormigón de la manera manual y regular, o hacerlo proyectado con mangueras de presión, que, aunque el costo es mayor, los resultados son mejores. Para obtener más información sobre las piscinas de obra es conveniente saber exactamente que tipo de piscina se tiene en mente, y de esta manera contactar con alguna empresa dedicada a la construcción de las mismas que le informarán los precios, las opciones del mercado, la formas de construcción, entre otros tipos de datos.