Piscinas de hormigon armado

La información sobre las piscinas de hormigon armado es un dato muy importante para aquellas personas que desean adquirir una piscina de este tipo para su hogar, ya que, como se verá más adelante la construcción que requiere una piscina de este tipo es muy compleja y lleva mucho tiempo, y además se lleva a cabo en el hogar mismo donde se va a instalar, lo que no sucede por ejemplo con las piscinas pre-fabricadas.

Es por eso, que es muy importante saber que procesos se van a llevar a cabo en el terreno del hogar, para saber si se está de acuerdo o no a que se construya una piscina de hormigon armado en un terreno propio. Es importante saber que se encuentran dos formas principales de construir piscinas de hormigon armado, por un lado la de hormigón regular, y por el otro la del hormigón gunitado.

La diferencia entre ambos se da solamente en una de las etapas del proceso de instalación de las piscinas de hormigón, pero lo veremos más adelante. Es conveniente comenzar con las etapas en común de ambos tipos de construcción. Para empezar muchas veces se lleva a cabo un proceso anterior al comienzo de la construcción, que es la denominada investigación de terreno, para determinar si el mismo tiene el estado correcto para realizar la instalación de una estructura de hormigón de las características de las piscinas.

piscinas-hormigon-armado-construccionEsto es muy importante ya que puede suceder que al no hacerlo, una vez finalizada la obra, la misma comience a dañarse sin razones, siendo estas razones el rechazo por parte del terreno hacia la misma. Esto se puede dar por el exceso de humedad en la tierra, o las llamadas cuencas hidrográficas, o también se debe buscar que el terreno sea lo más nivelado posible, ya que, aunque esto no impide la construcción de una piscina en la zona, más bien la complica, teniendo que proceder al rellenado de desniveles, u otras obras de nivelación, además de la construcción final de las piscinas de hormigon armado. Una vez realizada la investigación que, aunque no es obligatoria, es muy recomendable se procede al primer paso de la construcción, que es el de la excavación. En esta etapa se comienza la obra que conllevan las piscinas de hormigon armado, y se realiza mediante el uso de maquinas excavadoras, o en caso de tratarse de una piscina más pequeña se utilizan palas, aunque esto no es nada frecuente teniendo en cuenta la tecnología de construcciones con la que se cuenta hoy en día.

Diferentes etapas de la construccion de piscinas de hormigon armado

piscinas-hormigon-armadoLa excavación se realiza con la forma y las medidas que se desean para la piscina, obviamente teniendo en cuenta por lo menos 150 cm o más de margen para la colocación de todos los materiales. Luego de la excavación, se lleva a cabo la segunda etapa de la construcción de piscinas de hormigon armado, que es denominada el encofrado. Se denomina de esta manera ya que de alguna forma es lo que va a “guardar en su interior” (como hacen los cofres) todos los demás materiales que se colocarán a continuación. Se trata de cubrir todas las paredes y el fondo del pozo con un material, que suelen ser ladrillos de grandes tamaños. Los mismos no presentan ni impermeabilidad y resistencia para la piscina, pero le dan forma a la misma. Luego de esto se procede a la etapa donde se coloca el “armazón”. El armazón consiste en una cierta cantidad de alambres de mucho grosor, que se colocan algunos verticalmente y otros horizontalmente, entrecruzados para lograr cubrir la estructura lograda en el encofrado, tejiendo una especie de “red” en las paredes y piso de las mismas con el alambre.

Luego se procede a la fase donde se encuentra dos opciones principalmente, que es la de optar por el hormigón agunado, o el hormigón regular. La diferencia entre ambos es más que nada la colocación, mientras que el hormigón regular se coloca manualmente, o utilizando las maquinas tradicionales de hormigonada, el hormigón agunado se coloca utilizando mangueras que inyectan con mucha presión el hormigón sobre la superficie de las paredes y el piso de la piscina. Aunque el último tiene un precio más elevado, a la vez es mucho más conveniente porque este tipo de colocación permite una mayor impermeabilidad en la piscina, ya que no deja ni el más mínimo espacio sin rellenar.

Una vez escogido que tipo de construcción se desea realizar, y una vez que se colocó el mismo, se procede a una etapa donde se debe esperar que el mismo se seque, y que esté listo para la siguiente fase de instalación de piscinas de hormigon armado. Igualmente, esta etapa se ha minimizado mucho en los últimos años con el surgimiento del hormigón de secado prácticamente instantáneo. Una vez secado el hormigón, se debe proceder a la instalación de algunos tipos de sistemas que ayudaran luego con el mantenimiento de la piscina, luego se debe pintar e instalar los bordes que se deseen.