Tipos de hidroterapia

Antes de hablar de los tipos de hidroterapias que existen seria bueno definir que es la hidroteparia y llegamos a la conclusión que la misma radica en la utilización del agua en sus diferentes estados y a diferentes temperaturas. La utilización de esta terapia sirve para diferentes problemas pero la idea central de la práctica es poder mantener el organismo en forma, además de ser muy buena para la rehabilitación.

Se dice que el agua en sus diferentes estados es muy buena para el estrés, de hecho muchos de los tipos de hidroterapia responden a esta problemática. Es aconsejable antes de realizar cualquier tipo de hidroterapia consultar a un medico, ya que si bien es muy aconsejable, en algunos casos puede presentar riesgos.

Metiéndonos un poco en lo que respecta a la historia y a los tipos de hidroterapia, se puede decir que los beneficios del agua con conocidos hace mucho tiempo, y cuando mencionamos mucho tiempo nos referimos a miles de años siendo la hidroterapia una de las actividades más realizadas por antiguas generaciones y distintas culturas en todo el mundo, incluyendo a hebreos, egipcios para tratar enfermedades y diferentes lesiones. Existen una gran cantidad de tipos de hidroterapia y a lo largo del articulo se irán mencionando, para empezar podemos decir que la hidroterapia clínica, es aquella que se utiliza en clínicas y hospitales para el mejorar la salud de los pacientes que poseen hipertermia.

tipos-hidroterapiaEste tipo de hidroterapia se utiliza para poder controlar de alguna forma la temperatura de los pacientes cuando se dan los casos que un organismo no lo puede controlar ante un ataque al organismo por parte de un virus o toxinas. En otros casos esta terapia es muy utilizada por personas las cuales necesitan eliminar de su cuerpo todo tipo de residuos fármacos o sustancias químicas. Los baños de remolino forma parte de uno de los tipos de hidroterapia más importantes, con este sistema se pueden rehabilitar músculos y articulaciones, esta recomendado para las personas de la tercera edad ya que el tratamiento no es brusca y se realiza con mucha delicadeza y paciencia. Además los tipos de hidroterapia nos ayudan a aliviar dolores, las presiones y las tensiones a las que muchos de nosotros estamos implicados. Como tercera ayuda este tipo de hidroterapia calma el dolor ocasionado por lesiones en la piel. Los baños neutros es el tercer tipo de hidroterapia que se pueda ubicar, este tipo de terapia implica la inmersión total del cuerpo hasta la cabeza en una piscina. El agua para este tipo de actividad debe estar a 35° promedio.

Propiedades y beneficios de los diferentes tipos de hidroterapia

tipos-hidroterapia-fotosDentro de las principales propiedades que encontramos en esta terapia es la posibilidad de calamar todo lo que tiene que ver con el sistema nervioso, sumado a los trastornos emocionales y problemas de insomnio. En este caso dentro de los diferentes tipos de hidroterapia este, puntualmente, también ayuda a la eliminación de toxinas que proveniente del consumo de drogas y alcohol. Si bien estos tipos de hidroterapias son muy utilizados y se caracterizan por tener efectos muy positivos en la gente existen algunos métodos que se utilizan para poder maximizar aún más su utilidad y radica en la utilización de hierbas, aceites y diferentes minerales a os cuales se puede acceder en muchos comercios que se dedican a la venta de productos naturales. Dentro de las hierbas más importantes para este tipo de hidroterapia encontramos los siguientes: la manzanilla, jengibre, limón, almidón, entre muchos más.

Existen también algunos tipos de hidroterapia que son más de estilo casero. Los mismos los puede utilizar cualquier persona en la comodidad de sus baños, dentro de los más importantes que podemos ubicar, se encuentra el hielo, el hielo es una de las formas caseras de tratar de parar todo tipo de dolor, que tiene que ver con los esguinces, luxaciones o algún tipo de inflamación. De más esta decir que este tipo de hidroterapia responde a lesiones de pequeño grado.

Los baños y duchas son otro de los tipos de hidroterapias más fáciles de utilizar y que están al alcance de todos. Dependiendo de la temperatura del agua estos baños pueden cambiar los estados de temperatura de un cuerpo, en cierta medida. Ayudan a desestresarse y tonificar músculos. Dentro de estos baños los más conocidos para este tipo de terapia es aquellos que impliquen el hecho de sumergir todo el cuerpo en una bañera, muchas personas agregan sales y demás elementos naturales que ayudan a maximizar los benéficos de este estilo de terapia. Para ir terminando existe otro tipo de hidroterapia en el cual es fundamental la inmersión de las manos y los pies en agua a diferentes temperaturas dependiendo del tipo de problema. Este estilo de baño permite una mejor irrigación sanguínea en las partes inflamadas, entre demás dolencias. Este estilo de baño se alterna con agua caliente y fría.