Piscinas inflables

El mercado de las piscinas de estos tiempos ofrece todo tipo de piscinas en una cantidad enorme de materiales para quienes desean tener una piscina en su hogar, se pueden encontrar las piscinas regulares de obra, se pueden encontrar desmontables para quienes no cuentan con el dinero necesario para instalar una piscina de obra en el hogar, o simplemente desean una piscina que puedan armar y desarmar a su gusto.

Y por ultimo, se encuentran las piscinas inflables o hinchables, que se podrían considerar también un tipo de piscina desmontable, teniendo en cuenta que las mismas se pueden armar y desarmar fácilmente inflándolas, ya sea haciéndolo uno mismo si se trata de una piscina pequeña, o utilizando un inflador si se trata de una piscina de mayor tamaño. Las piscinas inflables suelen estar hechas de un material parecido a una tela, pero que es impermeable y de mucha resistencia, este material es denominado látex, aunque también se pueden encontrar piscinas hinchables de lona, que son generalmente las de mayor tamaño, y las más difíciles de inflar por este tema.

Las piscinas de este tipo se pueden encontrar desde en tamaños mínimos, vendidas especialmente para el uso por parte de bebés, o niños muy pequeños, hasta en tamaños familiares, siendo las ultimas las de lona, de mucho mayor resistencia y complejidad. Quienes prefieren no adquirir piscinas inflables lo hacen generalmente por una cuestión de estética, teniendo en cuenta que no son un complemento decorativo ideal para el jardín de cualquier hogar, igualmente, este tipo de piscinas ofrece la ventaja de que es posible adquirirla por una mayor parte del publico, ya que los precios de las mismas no son muy elevados.piscinas-inflables

Además, no requieren mayor mantenimiento que su limpieza, la instalación puede realizarla uno mismo, se puede guardar en las épocas que no se utiliza, como se mencionó anteriormente, y la comodidad para guardarla y trasladarla de un lado a otro hace que sea ideal para llevar a un viaje, o para utilizarla en distintos sectores del jardín según la luz del sol del momento. Además teniendo en cuenta que son inflables, cuando no se encuentran montadas no ocupan mucho espacio, por lo que se pueden guardar fácilmente en un depósito o en algún sitio del hogar, y poder utilizar el espacio del jardín donde se suele instalar para otros fines. Las piscinas inflables, por su condición de inflables, como se mencionó anteriormente son resistentes, pero por otro lado son muy propensas a dañarse, o “pincharse”.

Piscinas inflables y sus materiales

piscinas-inflables-modelosEs por esto que siempre es conveniente mantener objetos punzantes alejados de la piscina para que la estructura de la misma no se dañe y deba procederse a la colocación de parches que, aunque dan un buen resultado, muchas veces pueden perder o se puede dañar el pegamento, haciendo que no sean nada útiles para su función. Los parches de los que estamos hablando son parches de lona, o de PVC, que se suelen encontrar de todas medidas y colores en las ferreterías o en mercerías, y siempre que se adquiera una piscina inflable, es conveniente tener una gran cantidad de parches para estar siempre preparados si se llegara a romper, teniendo en cuenta que una vez producida una rotura, la misma puede expandirse. Las piscinas inflables se caracterizan principalmente por ser ideales para el uso por parte de niños, aunque se suele decir lo mismo de las piscinas de lona, las ventajas de las piscinas inflables son mucho mayores.

Para empezar, su estructura es completamente blanda, lo que hace que no sea posible que algún niño pueda golpearse con gravedad alguna zona del cuerpo, por otro lado las mismas se pueden encontrar en todos tamaños y profundidades, por lo que si se adquiere una piscina de poca profundidad, no será necesario que el niño sepa nadar correctamente, lo que no significa que los niños que se encuentren utilizando la piscina no necesiten de una constante supervisión por parte de algún adulto responsable.

Otra razón por la cual esta piscina es ideal para niños, se da en que las mismas se encuentran con diseños de personajes de dibujos animados, u otros diseños alegres dedicados especialmente a los niños, y esta es una razón por la cual se pueden encontrar piscinas inflables a la venta en jugueterías y bazares. Su precio no es nada elevado, especialmente si se habla de las piscinas de menor tamaño, y son ideales para hacer un regalo a un niño, sobre todo si el mismo vive en una zona calurosa. Se debe tener en cuenta que las piscinas inflables se pueden encontrar también en los negocios de venta de piscinas, pero si no se cuenta con el dinero para hacer compra de una piscina nueva, siempre se puede recurrir a las piscinas usadas, fáciles de encontrar sobre todo en internet.