Piscinas desmontables para niños

Las piscinas desmontables para niños tienen ciertas ventajas con las que no cuenta ningún tipo de piscinas, por un lado son fáciles de armar y desarmar, y fáciles de mover de un lado a otro aunque se encuentren armadas, igualmente, esto solo sucede cuando las mismas son de muy pequeño tamaño.

Además las estructuras de las mismas no son tan rígidas como las de las piscinas de obra, y se pueden encontrar en el mercado en una cantidad de diseños y tamaños que no se encuentran con otros tipos de piscinas, sobre todo hablando de los tamaños. Las piscinas que no son desmontables, es decir las de obra, aunque se pueden realizar del tamaño que uno desea, generalmente quienes llevan a cabo la instalación de este tipo de piscinas en su hogar optan por un tamaño lo más grande posible ya que, aunque las piscinas más grandes son más caras, a la vez, por una cuestión de compra de materiales al por mayor, pago a los obreros y todo tipo de gastos que se presentan en una obra, las piscinas de menor tamaño no son rentables ni nada convenientes cuando se trata de gastos. En cambio, las piscinas desmontables se pueden adquirir hasta en tamaños muy pequeños sin necesidad de preocuparse por los costos financieros que esto representa.

piscinas-desmontables-ninos-modelosEs por eso que las piscinas de este tipo son ideales para adquirir si se encuentran niños en el hogar. Las piscinas desmontables para niños, se consideran para una edad que va desde los dos años hasta los diez aproximadamente, por una cuestión de medidas principalmente, pero también por una cuestión de las características del material. Para empezar se debe tener en cuenta las profundidades de las piscinas desmontables para niños. Es conveniente que, teniendo en cuenta también la edad exacta de los niños que la van a utilizar, se adquiera una piscina de una profundidad adecuada.

Si quienes la utilizarán serán niños no mayores de cinco años, la profundidad de la piscina no debe superar la altura de los mismos, sobre todo teniendo en cuenta que no todos los niños de esta edad logran flotar o nadar correctamente. Igualmente por otro lado si las piscinas desmontables para niños a adquirir se tratan de piscinas que serán utilizadas por niños que ya pueden nadar correctamente, se pueden adquirir piscinas de profundidades mayores a la altura de los niños. Como se mencionó anteriormente, el tema de las profundidades y de los tamaños no es la única característica que poseen las piscinas desmontables que las hacen ideales para el uso de niños.

Piscinas desmontables para niños pequeños

Se debe mencionar también que las piscinas desmontables para niños suelen ser de materiales más blandos que otro tipo de piscinas, es por esto, que las piscinas para niños por excelencia son las de lona. Las piscinas desmontables de lona están conformadas por una estructura de tubos o caños de acero inoxidable cubiertos por una lona, que luego se rellena con agua para completarse la instalación de la piscina. la lona es un material que se puede comparar con una tela impermeable de mucho grosor y muy resistente, que permite que los niños jueguen en la piscina y en caso de que alguno de los mismos llegara a golpearse contra una de las paredes de la misma, el daño no sea mayor. Con respecto a los tubos de acero inoxidable de las piscinas desmontables para niños, que, a diferencia de como sucede con la lona, su estructura es muy rígida y dura, los mismos suelen ser recubiertos con una cierta cantidad de goma espuma, para evitar que los golpes por parte de los niños a los mismos causen severas lesiones. Por esto, es conveniente que las piscinas desmontables para niños que se adquieran tengan puestas todas las medidas de seguridad posibles, para que uno se pueda relajar y no preocuparse demasiado cuando los niños juegan en la piscina, igualmente esto no significa que se puedan dejar sin supervisión adulta constante.

piscinas-desmontables-ninosPor otro lado se deben mencionar las piscinas hinchables, que también pueden considerarse piscinas desmontables para niños ya que tienen las mismas características, pero tienen una forma de armado distinta, que se da inflándola. Este tipo de piscinas son ideales especialmente para los niños que no superan los tres años, y que no desean la piscina para nadar, sino que para jugar sentados y refrescarse.

Además las mismas son ideales para llevar de viaje, teniendo en cuenta el poco lugar que ocupan cuando no están montadas, se pueden llevar fácilmente y armar en cualquier lado. Las piscinas desmontables para niños de este tipo son fáciles de encontrar, se pueden encontrar en supermercados de gran tamaño, bazares, jugueterías, y otros lugares, y su precio no es nada elevado, por lo que es un regalo ideal para un niño, sobre todo si se vive en una zona calurosa.