Piscinas de talasoterapia

Antes de comenzar a tratar el tema de las piscinas de talasoterapia, en las ciudades ó en los suburbios de las ciudades, diremos qué es la talasoterapia, este metido tan nuevo y tan viejo, que a medida que pasaron los años se ha vuelto cada vez más útil, y cada vez más conocido por todos.

La talasoterapia, es un tipo de terapia que se realiza con métodos basados en el agua del mar, ya que muchos, desde los comienzos de la talasoterapia le atribuyen muchísimos beneficios al agua de mar y a todo lo que implica su composición por supuesto, por ello las piscinas de talasoterapia son tratadas especialmente para este tipo de tratamientos. La talasoterapia, también recurre a otros componentes que pueden ser encontrados en el mar, cómo por ejemplo las algas, y el barro de que podemos encontrar en el fondo del mar. Tanto las algas cómo otra vegetación marina puede ser utilizada a la hora de la realización de la talasoterapia. La talasoterapia, comenzó a investigarse a principios del sigo pasado, cuando un medico le tributo beneficios curativos a este método que tenia como anfitriones a casi todos los elementos que podemos relacionar con el mar.

Con la afirmación de que estos podían curar enfermedades como la diarrea, la tuberculosis (una enfermedad muy relacionada y padecía por la sociedad de ese tiempo), y el cólera (enfermedad que acecho por muchos años a todo tipo de sociedades en todo el mundo), revoluciono el mundo científico y medico, que apenas supieron de esto, comenzaron a realizar investigaciones sobre la certeza de este medico.

piscinas-talasoterapiaA medida que pasaron los años la talasoterapia comenzó a convertirse en un método cada vez más de moda y relacionado con las sociedades de alto nivel adquisitivo quienes veían en las piscinas de talasoterapia un método de purificación de sus propios cuerpos además de curación de sus enfermedades.

A mediados del siglo pasado, ya habían piscinas de talasoterapia en casi todas las grandes ciudades, ya sean piscinas de talasoterapia libres, es decir que había lugares específicos en donde las piscinas tenían un papel fundamental, ó simplemente en la creación de spas, las piscinas de talasoterapia no podían faltar, ni como opciones o a veces eran creados spas especialmente dedicados a la talasoterapia. Todo iba muy bien, hasta que las investigaciones científicas que se realizaban con respecto a la funcionalidad de la talasoterapia, comenzaron a dar resultados inesperados, en los cuales todos los atributos que se les daban a las piscinas de talasoterapia, como a la talasoterapia en si, resultaban falsos ó no ciertos. Aunque esto no repercutió mucho en la disminución de concurrencia de las personas a las piscinas de talasoterapia o a los sitios en donde se practicaba esta terapia.

Tratamientos especiales de las piscinas de talasoterapia

piscinas-talasoterapia-tratamientosLas personas siguieron creyendo. Por ende, si hoy en día no se considera a la talasoterapia como una terapia curativa, si se la considera cómo un tipo de terapia en el cual las personas que la practican pueden relajarse, ya que esos atributos, los de relajación si tiene el agua del mar y todo lo relacionado con ella.

Las piscinas de talasoterapia, no contienen al agua del mar en su pura y completa expresión, es decir, que el agua del mar no se recoge y es colocada en las piscinas en donde luego se practicara la talasoterapia, esto es un mito el cual debemos desmentir, ya que muchos afirmaron durante años que el agua del mar era colocada en las piscinas en donde se realizaba la talasoterapia sin ningún previo proceso de limpieza. El agua que se utiliza durante el proceso de la talasoterapia, es agua de mar, como dijimos antes, pero esta agua pasa por muchos procesos de limpieza, para poder ser útil y para poder estar en las condiciones necesarias para poder ser colocada en las piscinas de talasoterapia.

Y estos procesos comienzan principalmente desde el lugar en donde se recoge el agua, que son los lugares más adentrados del mar, es decir que no se toma cómo útil para las piscinas de talasoterapia al agua del mar que se encuentra en cercanía a la orillas del mar, ya que esa agua no tiene ningún agente en particular que la haga beneficiosa.

Simplemente no cuenta con la pureza esencial que se necesita para realizar este tipo de terapia. El agua de las piscinas de talasoterapia, es completamente natural, y depurada previamente para eliminar a todos los agentes que puedan llegar a haber en el agua. También es esterilizada, para poder hacerla mucho más apta todavía para la realización de la talasoterapia. Las piscinas de talasoterapia las podemos encontrar en diversos lugares aunque los más frecuentes por supuesto van a ser los spas que se encuentren en las ciudades, por que se han hechos conocidos por realizar este tipo de tratamientos, como muchos otros relacionados con el agua del mar, y con el uso de las piscinas de talasoterapia.