Tratamiento de agua potable

Para empezar a explicar del tratamiento del agua potable, deberemos saber porqué potabilizar el agua, para qué sirve, y con que elementos potabilizarla. Es sumamente importante potabilizar el agua, ya que si un tratamiento del agua potable se realiza de forma incorrecta, los microorganismos, bacterias, virus provocadores de patologías gravísimas en algunos casos, continuarán presentes en el agua, por eso debe realizarse de forma responsable y correcta, ya que podemos poner en juego la vida de nuestra familia.

Diremos que existen varios procesos para el tratamiento del agua potable, como primera medida realizar el ablandamiento del agua, que es un proceso que permite quitar el calcio y el magnesio (sarro), responsables de la dureza de las aguas, si este proceso no se hace puede ocurrir en casos que se taponen las tuberías de hidromasajes, piscinas y calefones. Otro proceso que se incluye dentro del tratamiento del agua potable es la destilación y regulación del pH, también el proceso de la desinfección de las aguas de las sustancias contaminantes presentes en las mismas, la dosificación y la cloración.

Este último proceso nombrado es esencial de realizar. Se realiza mediante el cloro, para una limpieza profunda y desinfección del agua potable, mediante la eliminación de bacterias y de los olores desagradables que en ella pueden producirse. Un elemento muy útil para realizar un correcto tratamiento del agua potable podrían ser los filtros de arena, para eliminar las impurezas sólidas que puede contener el agua potable. También deben tenerse en cuenta algunos consejos que pueden ayudar a que el agua sea menos contaminada, y por lo tanto que realicemos el tratamiento del agua potable no tan seguido.

tratamiento-agua-potable-lavandinaComo por ejemplo darse una ducha fría antes de entrar a la piscina, utilizar gorras de baño para impedir el contagio de piojos, y además una revisación médica que incluye examen exhaustivo de pies, debido a los hongos o el pie de atleta. También se realiza un examen bucal, por posible contagio de caries a través del agua y también las uñas de los pies y de las manos y las axilas, por posibles hongos. A su vez, dentro de los tratamientos del agua potable se incluyen la potabilización y depuración de la misma, por los residuos presentes en ella. En dónde como primera medida debe realizarse un pre-tratamiento, para la desinfección de las aguas y también para evitar el desgaste y los posibles tapamientos.

Tratamiento de agua potable y de piscinas

tratamiento-agua-potableEl tratamiento diario del agua potable, mantendrá la piscina siempre en buenas condiciones y lista para usar, por eso debe realizarse una limpieza íntegra, mediante la filtración, limpiezas de fondo, control del ph presente en el agua y lo fundamental antes nombrado, la cloración. Debe disponerse de una considerable cantidad de dinero, para realizar los tratamientos de agua potable diariamente, ya que necesitaremos de máquinas purificadoras de muy buena calidad, ya que nos durarán mucho más tiempo que una máquina barata y por lo tanto también será más efectiva. También, otras opciones podrían ser los tratamientos bacteriológicos y químicos destinados a la eliminación de las impurezas presentes en nuestra piscina, que no son muy costosos. Del mismo modo, también existen empresas destinadas a este tipo de trabajos, cuyo valor ronda aproximadamente entre los $500 y $800, obviamente dependiendo del tamaño de la piscina que queramos purificar y de la cantidad de litros de la misma.

Asi mismo, depende de la empresa, ya que algunas cobran por día, otras por semana, por mes, por temporada o inclusive todo el año. Un tema muy importante a tener en cuenta, es que existen piletas o piscinas cuyas aguas pueden provenir de pozos, ríos, mares, lagos, etcétera. El método que se realiza para potabilizar este tipo de piletas que contienen 97% de sales u otras impurezas, o sedimentos no aptos para el consumo humano y por lo tanto no potable, es sumamente importante, ya que se debe realizar la potabilización de éstas aguas, mediante la filtración de sedimentos o mediante el proceso de ósmosis inversa, que consiste en la circulación de agua, a la fuerza mediante una membrana semipermeable.

Estos métodos, aunque parezcan complicados son muy sencillos de realizar y obtendremos otro tipo de tratamiento de agua potable. Recordemos que el agua potable no solo se utiliza en la vida cotidiana sino que también muchas de las piscinas en las cuales nos bañamos también la contienen, de todas maneras y como hemos mencionado a lo largo de nuestro sitio, el agua de las piscinas está tratada de otra manera, es decir que no debemos consumirla ya que la misma contiene mucho mas cloro entre otros químicos similares, por ello también es importante que cuando la piscina es utilizada por pequeños, los mismos no traguen demasiada agua ya que puede hacerles muy mal a su estomago. De todas maneras recordemos que para mantener correctamente una piscina independientemente del tipo de agua que utilicemos, debemos conocer todos los secretos correspondientes.