Bajar el ph en piscinas

bajar-ph-piscinaAntes de comenzar a hablar de bajar el ph de la piscina, debemos saber qué es lo que significa ph, o a qué se refiere el término químico. Ph (potencial hidrógeno), es el nivel de acidez o de alcalinidad de una solución, es decir la agrupación de iones actuantes en cualquier sustancia.

Al medir el ph en una solución nos permite saber el grado con exactitud de acidez de una solución líquida. Los ácidos fuertes tienen alto grado de iones y los ácidos débiles bajo contenido de iones. Para medir el ph se utiliza el papel tornasol que se vuelve rosa cuando está sumergida en un medio ácido, y azul cuando está sumergida en un medio alcalino. Como cualquier medida tiene una escala que va desde el número 0 al catorce, siendo el siete el número del medio. Si la marca es de cero al seis decimos que el nivel de ph es acido, y si va del siete al catorce decimos que es alcalina. Dicho esto si la medida se acerca al cero será más acida y si se acerca al catorce será más alcalina. Un ph demasiado bajo producirá en los accesorios de la pileta corrosión en los metales, esto es, escaleras de metal, bombas, barandas, etc; y el las personas irritación ocular, irritación de garganta, y de oídos, y un ph demasiado alto producirá en los accesorios formación de escamas en las paredes del natatorio, agua turbia como sucia, además dificulta la limpieza porque el cloro se ve retardado en su acción y picazón en los ojos, oídos y gargantas de los bañistas. Bajar el ph de la piscina, es el ph metro con dos electrodos uno de referencia y otro de cristal, que permite la medición exacta.

Por ejemplo si tenemos una piscina de 45 m3, y la llenamos con agua de la canilla veremos que las paredes de la piscina tienen como unas asperezas, es porque el agua es demasiado dura (cantidad de sales de calcio y de magnesio disueltas en el agua), y su nivel de ph es alto, es decir muy acido. Bajar el ph de la piscina es un tema que nos desvela preferentemente en verano y es muy importante a la hora de tener que usarla, no solo para que tenga la apariencia de un lago cristalino, sino por el bien y la salud de todas las personas que la van a utilizar.

¿Como sé que tengo que bajar el ph de mi piscina?

bajar-ph-piscina-quimicosPara bajar el ph de la piscina, lo mejor que podemos hacer es contratar a una empresa experta en el cuidado y mantenimiento de las mismas, también podemos hacerlo nosotros mismos, pero lo mejor es delegar el trabajo a quienes tienen experiencia en esto y nosotros nos dediquemos a disfrutar de los beneficios que tiene una buena piscina en verano. Hay muchas empresas en el mercado que se dedican al mantenimiento, lo que hay que tener en cuenta es que sean reconocidas y hagan el trabajo correctamente, y no poner a improvisados que lo único que quieren es cobrar y hacer el trabajo lo más rápido posible. Si queremos bajar el ph de la piscina, debemos tener en cuenta muchísimos factores que producen alteraciones en el agua de las piscinas.

Naturaleza del agua de aporte, la cantidad de productos químicos que se colocan en el agua, las partículas que son introducidas en el agua como, sudor, bronceadores, suciedades, polvo, tierra, etc. Por ello debemos bajar el ph de la pisicina y limpiar la pileta a diario, filtrar el agua día por medio, y si es posible cubrirla. Uno de los factores, como dijimos es la dureza del agua de aporte, si es demasiado dura produce incrustaciones, y daños en los filtros y tuberías, manchas en la superficie de la pileta, y si la dureza en muy baja corroe las partes metálicas.

La dureza ideal es de 150 y 250 mg/1 (ppm), podemos aumentarle añadiendo cloruro cálcico, y disminuirla cambiando parte del agua por aguas con menos dureza. Podemos agregar que, los componentes alcalinos que contiene el agua actúan como reguladores del ph del agua, quiere decir que una alcalinidad adecuada, garantiza que el ph se pueda mantener constante cuando se añadan pequeñas cantidades de acido. La alcalinidad se expresa en gramos de carbonato de calcio por cada m3 de agua, si la alcalinidad es muy baja es muy difícil regularla, la aconsejada oscila entre 80/100 ppm, la podemos subir añadiendo al agua, bicarbonato sódico y disminuirla diluyendo bisulfato sódico o acido clorhídrico.