Manual de mantenimiento de piscinas

Para presentar debidamente el manual para el mantenimiento de piscinas, debemos separar primeramente los tipos de mantenimientos que deben realizársele obligatoriamente al agua de los que requiere la estructura del natatorio para mantener su correcto estado. Recurrir al manual más completo para el mantenimiento de piscinas resulta lógico, pero lo cierto es que aprender sobre el tema exige esfuerzo y tenacidad, siendo el trabajo a veces arduo y harto tedioso, pero vale la pena porque con los conocimientos difícilmente nuestra piscina caiga en malas condiciones.

El manual de mantenimiento de piscinas de alguna manera lo vamos escribiendo nosotros mismos con la experiencia y el trabajo, preguntando a quienes conocen sobre el tema e investigando sobre qué productos químicos funcionan mejor con ciertos materiales y cuales no, el papel de la medición del PH, de la necesidad del mantenimiento de la piscina todo el año, en fin las preguntas y respuestas a la hora de estrenar o no de una piscina en buenas condiciones para pasar la temporada estival con felicidad y lejos de las enfermedades.

manual-mantenimiento-piscinas-librosLo primero que debemos pensar para el mantenimiento de l natatorio es en qué condiciones tenemos la piscina si el agua se salva o deberemos vaciarla y limpiarla. Supongamos que el agua está fresca y recién cambiada lo primero es que mediremos el PH, que es el valor de acidez del agua y el valor que lo debemos mantener es de 7.2 y 7.5, si está por encima de ese valor el agua parecerá turbia y con crecimientos de algas, si está por debajo de esa marca el agua hará que se nos irriten los ojos y la piel, el PH es el responsable de la salud de nuestra piscina cuando está en su punto justo el agua es un placer, está cristalina y de apariencia fresca, es decir ideal para el disfrute. Por ello es la primera parte del “supuesto” manual de mantenimiento de piscinas.

El siguiente paso es emplear el cloro, un producto químico cuya característica es la de eliminar los microorganismos y bacterias que producen muchas de las enfermedades conocidas como de transmisión hídrica, como el cólera, la cloración se lleva a cabo al atardecer cuando ya no hay bañistas, o a la noche, la manera de presentación es en pastillas, en forma líquida y en gránulos, estos métodos de colocar cloro ala agua son muy baratos, el cloro es por cierto un producto que se fabrica en todos los países y sirve de mucha utilidad para potabilizar el agua, y como decía es económico, de fácil almacenamiento, y de fácil transporte.

Datos importantes del manual de mantenimiento de piscinas

manual-mantenimiento-piscinas-natatoriosOtro dato para anotar en el manual de mantenimiento de piscinas es que en los países que por razones de ministerios se prohibió el uso del cloro tubo un brote importantísimo de cólera, porque se decía que el cloro contenía sustancias nocivas para el ser humano, esto fue desmentido y por suerte el país volvió a utilizar éste método para potabilizar el agua y el brote de cólera seso hasta desaparecer. Los alguicidas son productos químicos como el cloro que conforman los antisépticos más empleados en la potabilización de los natatorios, eliminan el 100% de las bacterias y por supuesto las algas, y los hongos tan temidos. A veces la pileta está construida o si se trata de piscinas desmontables se las arma cera de los árboles y esto es un error porque las hojas que desprenden los mismos van ensuciando la piscina y la llenan de algas por ende deberemos hacer más hincapié en la limpieza y nos durará menos.

La filtración es también uno de los más importantes trabajos en cuanto a mantención, con el filtrado aspiramos todos los desechos que hay en el fondo de la piscina, pero sin los tratamientos químicos la piscina no estaría en buen estado, resumiendo, los tratamientos físicos y químicos constituyen el ABC del manual de mantenimiento de piscinas. Si seguimos los pasos antes mencionados no tengamos la duda que nuestra piscina lucirá perfecta y libre de enfermedades, es una rutina que debemos hacer todas las semanas y así evitar el vaciado, que si tenemos una piscina pequeña o desmontable de dimensiones medianas no será gran problema, pero si nuestra piscina es grande y posee mucho caudal de agua resulta casi imposible cambiar el agua seguido.

Dentro de lo que sería el manual de mantenimiento de piscinas, los problemas fuera de la limpieza, también empañan el disfrute. Por ejemplo cuando el filtro no hace su trabajo, o cuando la bomba se averió, o cuando tenemos una filtración de agua, para la primera inquietud la respuesta es que la manguera estaría perforada o la presión del filtro es exagerada, deberíamos hacer una limpieza de la arena del filtro. Si la bomba de agua no funciona, lo primero que deberíamos hacer es ver si le llega corriente o está bloqueada, si está todo bien entonces llamaremos al servicio técnico, y por último si llegamos a tener una filtración de agua, verificamos el lugar puntual y si es por debajo cerca del fondo, entonces si estamos en problemas deberemos vaciarla arreglarla con una mezcla especial y volverla a llenar, pero todo esto nos llevara por lo menos una semana. Si la rajadura es de arriba no hay problema se vacia hasta la marca y se arregla pero en este caso no hemos perdido tanta agua.