Filtros de arena para piscinas

Para comenzar a hablar acerca de los filtros de arena para piscinas, es necesario saber que éstos son muy necesarios para el cuidado de las mismas. Los filtros de arena para piscinas son los elementos más utilizados para la desinfección de la piscina, que se encargan de eliminar las impurezas sólidas que pueden estar presentes en las piscinas. Las partículas contenidas en el agua, son retenidas a lo largo del transporte del filtro de arena, y los residuos presentes en ella quedan atrapados y atascados en el filtro. Luego, de que el filtro este completamente lleno de residuos, para lavarlo podemos hacerlo mediante contra corriente. Cuando los filtros se cargan de residuos la dirección de la circulación es invertida y el volumen del flujo aumenta para limpiar el filtro, una vez que el proceso finalizó.

filtros-arena-para-piscinas-olimpicasLos filtros de arena para piscinas realizarán su trabajo en más o menos tiempo dependiendo por supuesto de la cantidad de agua que se haya que filtrar. La arena filtra residuos de gran tamaño, por ejemplo de 0,5 a 0,9 milímetros, o sea que deben ser más grandes que un grano de arena. La calidad de la filtración será de menor o mayor eficacia dependiendo de la calidad de mismo.

Depende del tamaño, altura, material, velocidad, características, etc. Generalmente, el material del que está hecho el filtro es de poliéster o en algunos casos de vidrio, que son materiales muy efectivos y resistentes al deterioro. También es muy común encontrar filtros de arena para piscinas de acero, si queremos realizar la filtración de más cantidad de agua, ya que es muy resistente a la presión de la misma.

Asimismo, existen filtros de arena para piscinas utilizados para la eliminación del cloro restante que queda en el agua, luego de haber realizado la desinfección de la misma, o sea el cloro residual. Y a demás por supuesto, también se utiliza para eliminar los elementos orgánicos presentes en el agua y son muy efectivas para filtrar aguas subterráneas. Podemos encontrar estos mismos en acero inoxidable, vidrio y acero. Los filtros de arena para piscinas poseen una boca grande en el extremo superior, de fácil llenado y mantención que contiene una tapa sellada por clavos y tuercas. Posee una gran resistencia de presión y de agua. También contiene un difusor de agua para que colocar la arena sea mucho más viable. Además contiene un medidor colocado en la parte superior del filtro de arena para piscinas.

Filtros de arena para piscinas de todo tipo

filtros-arena-para-piscinas-tiposPor último también podemos decir que el filtro de arena posee conductos encorvados que posibilita una mejor circulación del agua. Los cambios de los filtros de arena debemos realizarlos cada verano, porque tras las filtraciones perderemos cantidad de arena, por lo tanto debe ser revisado periódicamente y rellenado. Además debemos destacar que por supuesto el filtro nuevo, con arena nueva, no es lo mismo, no tiene la misma eficacia, que la arena vieja de muchos años de uso. Por eso debemos estar atentos a las revisaciones periódicas, porque podría dañarse el filtro de arena. Es recomendable que los cambios de los filtros de arena para piscinas, los realice un profesional, por lo menos los primeros años de uso. Y luego, bajo las indicaciones adecuadas realizarlo nosotros si es que lo deseamos.

Pero para eso, debemos realizar un lavado correcto del mismo, para evitar fuertes y malos olores que el mismo puede producir, y además para higienizar el mismo. Si poseemos un filtro viejo, lo correcto sería comprar un líquido desincrustante para colocar al filtro si la arena está apelmazada. Si las crepinas del filtro también estuvieran dañadas sería correcto comprar otras del tamaño del filtro y reemplazarlas, ya que son muy fáciles de retirar. Los filtros de arena para piscinas poseen un regulador de caudal para evitar el ingreso de arena al microtubo que se encuentra dentro del filtro.

Se debe estar muy atento a esto, ya que si el regulador de caudal no funciona, el ingreso de arena al microtubo puede dañar y deteriorar el filtro. El precio ronda entre los $1.500 y los $2.000, pero es muy efectivo para el cuidado de nuestras piscinas y la salud de los bañistas. Si compramos un filtro de arena y lo utilizamos correctamente, lo cuidamos conforme pasan los años, realizamos una revisión periódica del mismo, cambiamos la arena vieja y cualquier parte del mismo que esté dañada, su funcionamiento será muy eficaz y a pesar de que los precios sean elevados, nos durará muchos años más, y realizará un trabajo muy efectivo, que nosotros mismos no podríamos realizar sin él. Por eso son muy importantes los filtros de arena para piscinas, no sólo para el cuidado de la misma, si no también para nuestra salud y para que nuestro jardín se vea más bello y pulcro con una piscina de agua cristalina y en correctas condiciones.