Duchas para minusvalidos

Cuando hablamos de duchas para minusvalidos estamos tratando en si un tema que nos concierne a absolutamente todos como una sociedad, es decir que nadie queda absuelto a la hora de hablar de duchas para minusvalidos, aunque algunos quedan con más responsabilidad que otros.

duchas-para-minusvalidosLas duchas para minusvalidos, son duchas especiales para aquellas personas que padezcan de ese tipo de enfermedades o cualquier otra alteración en su salud que nos les permita bañarse en forma normal, y por ende que necesiten ayuda ó un mecanismo ó herramientas especiales para poder duchar y/o bañarse. Las duchas para minusvalidos las podemos encontrar en distintas formas, todo depende de las personas que accedan a bañarse allí pero en principio daremos rangos más generales, es decir rangos en los que todas las personas con dificultades puedan acceder a un mismo tipo de duchas para minusválidos..

Comenzaremos, con las duchas que tienen los elementos necesarios para estas personas que los necesitan, y entre ellos y como elemento principal encontramos al asiento, ó al banquito que se coloca dentro de la ducha, en el cual la persona que tienen ciertas dificultades para bañarse, puede sentarse y así poder desarrollar el acto de duchar sin muchas dificultades y solo. Este banquito ó silla, se coloca dentro de la ducha, que tiene que estar a la misma altura del piso, ya que es así como deben ser todas las duchas para minusvalidos, si no, en el caso el que la ducha se encuentre a la misma altura que el piso, no la podemos definir como ducha para minusválidos.

Otro de los elementos que podemos incluir en este tipo de duchas, son todos lo elementos que se encuentren a la altura de la persona que se encuentra en la ducha para minusválidos, cómo por ejemplo recipientes a la altura de sus manos, generalmente el shampoo, el acondicionador, jabón, esponjas, y todo lo que tenga que ver con la higiene de la persona que se encuentra duchándose. Otra de las particularidades que las duchas para minusvalidos deben tener es la altura del cierre y la abertura del agua, ya que sin eso el agua no correría y en consecuencia la persona no podría ducharse. Estas canillas deben ser fáciles de abrir la persona ya que una ducha para minusvalidos lo que debe hacer es facilitarse lo más posible el baño a la persona que se encuentra allí.

Características de las duchas para minusvalidos

duchas-para-minusvalidos-basicaOtra de las particularidades que deben tener si ó si las duchas para minusvalidos en cualquier lugar es el espacio, por que tengamos en cuenta que si no se cuenta con este tipo especial de baquetas para colocar bajo el agua, la persona se puede bañar en una silla de ruedas especial para colocarse en las duchas para minusválidos, y esto requiere de muchísimo espacio, más que nada para que la persona se sienta cómoda mientras se baña. Otro de los motivos por el cual el especio es sumamente importante, es que quizas la persona, necesita de ayuda para bañarse, al no poder realizar esta tarea en forma individual, y allí es donde tienen que entrar dos personas en la ducha para minusválidos, es por eso que es espacio es una de las cosas y aspecto que más determina la comodidad de la persona que se tiene que bañar en una ducha para minusvalidos.

Las duchas para minusvalidos, las podemos encontrar en muchos sitios, y colocarlas o hacerlas no es muy difícil. Los principales sitios en donde encontrar una ducha para minusválidos es más que natural, es en los hospitales y en las clínicas especializadas, ya que allí hay una gran cantidad de personas que necesitan de estas comodidades para poder bañarse con propiedad. Esto no quiere decir que no podamos acceder a una ducha para minusvalidos en nuestro propio hogar, si es que así se precisa. Como mencionamos antes no es de gran desarrollo realizar una ducha para minusválidos en nuestro propio hogar, solamente se necesitan ganas y mucho compromiso, ya que es una obviedad el pro que la hacemos.

Primero y principal, hay que conseguir las sillas especiales, que son especiales por que pueden estar en constante contacto con el agua sin arruinarse, y además no se resbalan ni se deslizan, es decir que quedan completamente como aferradas al suelo para que la persona no tenga dificultades, lo otro, es agrandar el baño si es que es sumamente necesario. Luego poner todas las cosas y utensilios que tengan que ver con la higiene a la hora del baño, y listo, ahí tenemos nuestra propia ducha para minusvalidos. Esta es solo una de las formas por las cuales nos podemos guiar, pero nunca esta demás seguir el instinto de cada uno a la hora de realizar una ducha para minusválidos, por que es algo muy útil, y que decirlo parece difícil, pero luego cuando lo ponemos en practica no lo es, y es más ayuda muchísimo a las personas que sufren de enfermedades y dificultades a la hora de bañarse.