Barandas para piscinas

Las piscinas son un elemento ideal para instalar en un hogar desde muchos puntos de vista, por un lado en las zonas más calurosas, otorgan un espacio donde lograr refrescarse de una manera entretenida y pasar tardes enteras de mucho calor, sin siquiera notarlo, por otro lado, son elementos estéticos incomparables, teniendo en cuenta que se pueden utilizar las opciones todos los tipos de acabados que ofrece el mercado para “decorar” la misma, pero por otro lado, se debe tener en cuenta que las piscinas requieren también ciertas medidas, como son las de mantenimiento, limpieza y por supuesto seguridad, en donde una de las medidas más importante son sin lugar a dudas las barandas para piscinas. Para el mantenimiento y la limpieza existen ciertos elementos que son muy importantes para realizar estos procesos, y con respecto a la seguridad, se puede hablar de todo tipo de medidas y elementos que ayudan a crear una seguridad alrededor de la piscina desde muchos aspectos, entre otros objetos se encuentran las barandas para piscinas.

barandas-para-piscinasLas barandas para piscinas son un elemento de seguridad que, aunque su instalación no es obligatoria, es muy recomendable, sobre todo si se trata de una piscina que se encuentra instalada en un hogar de familia, donde se encuentren niños pequeños que de alguna manera puedan caer a la piscina. Aunque esto no solo puede suceder con niños, también puede suceder que un adulto caiga a la piscina, en algún momento del día que no haya mucha luz, y teniendo en cuenta que no es nada fácil distinguir donde empieza o termina una piscina si la misma se encuentra en el piso.

Es por esto que es muy recomendable instalar barandas para piscinas en la piscina del hogar. Además se debe tener en cuenta que al igual que sucede con la mayoría de los elementos de seguridad del jardín o del hogar, el mercado ofrece un sinfín de opciones para elegir entre barandas para piscinas, y encontrar de esta manera la que más se ajusta al gusto de cada uno, y también al presupuesto. Se pueden encontrar muchos tipos de protecciones para piscinas, los tipos de barandas que ofrece el mercado varían en diseños y materiales, para decidir cual es la baranda indicada para su piscina es conveniente tener en cuenta para empezar cual es el fin principal que se le va a dar a la baranda.

Barandas para piscinas decorativas

Si es un fin decorativo, no es necesario que la misma cuente con un portón, o una puerta de ingreso a una zona especial para la piscina delimitada por la baranda, en cambio si el fin es de seguridad, será necesario que la baranda delimite toda la piscina y se instale en un sector una forma de ingresar y salir de la zona de la piscina. Por otro lado, con respecto al punto de vista estético de la instalación de barandas para piscinas, se debe tener en cuenta que la elección del tipo o material para la baranda debe basarse en el ambiente en el que la piscina este situada. Con respecto a los materiales de los cuales podemos encontrar barandas para piscinas, se debe tener en cuenta que la variedad de los mismos es muy grande, por lo que será muy difícil mencionar todas. Para empezar se encuentran las barandas o rejas más utilizadas, que son las de hierro. Las mismas son las más utilizadas no solo porque su precio no es tan elevado, sino también porque se pueden encontrar todo tipo de diseños y formas dentro de las barandas para piscinas de hierro.

Las mismas se pueden adquirir en comercios de venta de artículos de hierro, es decir en herrerías, y aunque se pueden encontrar muchos diseños estándares, también, si se cuenta con el dinero, se puede mandar a hacer un diseño propio. Los diseños que se pueden encontrar pueden ser básicos, de estilo de barrotes, o más complejos, con motivos coloniales u otros diseños más ornamentados.

barandas-para-piscinas-tiposPor otro lado existen también las barandas de madera, las mismas son muy utilizadas, teniendo en cuenta que la madera no es un material muy caro y a la vez es muy compatible estéticamente con un jardín y una piscina. Las barandas para piscinas de madera son muy fáciles de instalar, y ofrecen una protección muy buena. La desventaja principal de este tipo de barandas radica en los procesos de mantenimiento que se les debe aplicar. Teniendo en cuenta que la madera es un material muy resistente, pero a la vez que requiere muchos cuidados, se debe estar preparado para afrontar gastos de mantenimiento, como ciertos aceites para el cuidado de la madera, y también será necesario pintar las mismas cada una determinada cantidad de tiempo. Por otro lado existen barandas para piscinas con diseños muy modernos, que son por ejemplo aquellas que cuentan con paneles de vidrio y acabados de madera, también existen algunas con un sistema de tensores, entre otras.